Entrenamiento militar obligatorio

La continua presión de la tecnología hacia adelante deja muchos segundos hogares para trabajar. Hay entonces en valor rápido de la fábrica. Desafortunadamente, causa más y más amenazas en el libro. Actualmente, el primer "Nowak" del callejón no será reconocido en dicha tienda. A menudo, las máquinas que son aceptadas para trabajar tienen un riesgo mayor o menor. Para poder atenderlos, se necesitan calificaciones adecuadas y se completa la capacitación adecuada.

Todavía hay lugares que están en peligro de explosión, o al contrario, con polvo. Para comenzar en tales zonas, se busca buen entrenamiento. La capacitación Atex es una gestión de este tipo, durante la cual los estudiantes dominan datos importantes de la técnica a prueba de explosiones e información ATEX. Se lleva a cabo en particular: para adultos por motivos de seguridad en el trabajo, en los que hay áreas potencialmente explosivas, personas que crean en áreas potencialmente explosivas y para diseñadores de dispositivos EX. El entrenamiento se puede utilizar para averiguar qué condiciones atmosféricas son propicias para que se produzca una explosión, donde se pueden encontrar zonas en peligro de extinción, cómo son adecuados los espacios apropiados también cuando existe un gran riesgo de existencia en ellos, lo que protege los dispositivos que pueden estar en peligro de explosión, cómo se descomponen las sustancias explosivas división en partes explosivas y clases de temperatura, las regulaciones que operan cerca de las áreas de riesgo de explosión, así como la forma de identificar las zonas de polvo. La capacitación suele ser de un día, solo algunas empresas ofrecen la posibilidad de ir en dos plazos después de unas horas. Cada entrenamiento de este tipo dejará de ser un examen preguntando qué recordamos. En el éxito de obtener un resultado negativo, para ir una vez más al examen, es necesario volver a entrenar lo que lamentablemente se acumula con los siguientes costos, mientras que en el caso de un resultado positivo, recibimos un certificado que confirma el conocimiento adquirido. Se emite en una silla y se le adjunta una etiqueta adicional, o se envía por correo postal en relación con la empresa que realiza el ejercicio.